Introducción

Si te interesa conocer en que consiste este tipo de pesca vertical en este post te lo explicamos. Para tener éxito en la modalidad de pesca jigging necesitas conocer los tipos de señuelos, materiales, recomendaciones, cañas y carretes, y más factores que trataremos a continuación. El jigging es una modalidad de pesca deportiva que en la actualidad congrega a miles de pescadores, y cada vez son más los adeptos a esta técnica de pesca.

Antes de animarte a practicar esta modalidad tendrás que tener muy claros estos consejos que te aportamos. El jigging, le debe su nombre a partir del tipo de señuelo utilizado: el “jig”. Consiste en una cabeza de plomo, con un cuerpo en forma de pez que puede estar fabricado en vinilo. Los vinilos están pensados para recrear el movimiento vertical de un pez cuando se dirige a la superficie, por eso a esta técnica también se le llama “pesca vertical”. Este tipo de pesca permite acceder a una gran cantidad y variedad de peces. El jigging consiste en arrojar libremente hacia el fondo marino el señuelo e ir recuperándolo a ritmo constante a través de la línea y los movimientos de la caña. Así se simula la trayectoria de un pez pequeño hacia la superficie y sirve de atractivo para atrapar peces más grandes.

.

El jigging es una de las técnicas de pesca más antiguas del mundo, sus orígenes están en Japón y en la Polinesia desde hace cientos de años, en la actualidad su popularidad ha aumentado en gran número de practicantes. Por regla general, se practica en profundidades desde los 30 hasta los 250 metros y en zonas donde haya diferencias considerables de profundidades, abundancia de alimentación para peces pequeños y por consiguiente, presencia constante de grandes predadores.

Tipos de vinilos

Los vinilos blandos consisten en un gran cabezal emplomado y un anzuelo simple, en el que se enhebra un pequeño cuerpo siliconado. Proporcionan un movimiento realista y son muy efectivos para aquellos peces que comen más lentamente.

Vinilo blando

El peso varía según el modelo elegido pero oscila entre los 60 gramos y los 300 gramos y tiene un efecto directo en la velocidad de la caída. Además del vinilo, el equipo básico para esta modalidad de pesca no es otro que la caña, carrete y línea de la que se sujeta el vinilo. Los componentes variarán en función de las características propias del lugar donde se realice la pesca. Al igual que otros tipos de pesca, no hay una caña que se adapte a todas las ocasiones. Una buena caña para jigging o slow jigging deberá ser ligera, permitir el movimiento en forma de parábola y ser lo suficientemente resistente para aplicar la fuerza necesaria para levantar al pez.

Trucos y consejos en la pesca del jigging y slow jigging

Si eres principiante en esta técnica, lo mejor es que pidas consejo a la hora de adquirir el equipo en función de la zona en la que vayas a pescar. Comienza en lugares o zonas que ya conozcas, algo esencial del jigging es el absoluto conocimiento del fondo que se está ‘trabajando’. Por ello, siempre te recomendaremos que escojas zonas previamente conocidas para no arriesgar en lugares nuevos. La velocidad de recogida será proporcional al tipo de pez y a sus hábitos de alimentación, así como de las corrientes propias del lugar.

En principio, se recomienda iniciar desde el fondo con tiros largos, suaves y lentos e ir incrementando la fuerza y el ritmo en la medida que se vaya subiendo. Elegir un día con condiciones de viento y mar estables y zonas alejadas de la pesca comercial o influencia humana. Preferiblemente, zonas con profundidades diferenciadas como los arrecifes o las formaciones rocosas, pues son los lugares preferidos de caza de los grandes peces depredadores.

Empieza a practicar con especies fáciles: si comienzas con especies más fáciles te animarás a continuar con esta modalidad de pesca, además, perfeccionarás el movimiento de la caña y el anzuelo montado para jigging o slow jigging, algo esencial en la pesca vertical y que irás consiguiendo poco a poco y con ayuda de la experiencia. Lo más recomendado es comenzar con vinilos ligeros, de entre 40 y 90 gramos para ir acostumbrándonos y cada vez ir subiendo el peso de nuestras capturas.

Fortalece tus músculos: en la pesca vertical es totalmente necesario tener un torso y brazos fortalecidos. Por ello, siempre se recomienda calentar y hacer algunos estiramientos de la zona lumbar ya que es la parte del cuerpo que mas sufre los tirones de nuestras capturas, comienza con movimiento suaves y lentos para ir subiendo el ritmo de forma progresiva. Cuando vayas teniendo mas experiencia es recomendable usar un cinturón o tintero que nos ayude a tirar de la caña.

Alterna en tus zonas de jigging: pues si abusas de una misma zona los peces pueden molestarse, este punto es muy importante también por el respeto a los ecosistemas. Siempre hay que respetar nuestros mares y ríos, la pesca sostenible siempre debe de ser una prioridad en nuestras salidas de pesca.
Necesitas hacerte de un equipo de pesca al jigging o slow jigging: si eres principiante puedes comenzar con un equipo de iniciación para tu primer contacto con esta modalidad de pesca. Es fundamental que cuentes con una caña de jigging.

Por último, un consejo de pescador profesional es que si después de dejar caer tu vinilo durante un tiempo considerable (digamos que entre 8 y 10 minutos) no recibes respuesta, deberás cambiarte de zona, ahí no hay peces.

captura Talla L Sweet Lures

Leave a Reply

Carrito
Subtotal: 0,00  (0 items)
Tu carrito esta vacio
Empieza a comprar!